Escribo porque quiero, me lees porque quieres.¡Escribo porque creo que ayuda!

“¿Y por qué escribes lo que pasa en tus avisos?, ¿A quién le importa lo que vivamos o dejemos de vivir dentro de la ambulancia?”, fueron las palabras de un compañero.

Escribo porque…

El papel y el lápiz no me juzgan.
Lo que soy no debiera chocar con quién me gustaría ser y mostrar quién soy no me asusta.

Escribo porque me ayuda a gestionar mi mochila emocional que quedó adherida tras aquel aviso.
Escribo porque estas lecciones de vida algún día pueden ayudar a la vida de mis hijos.

Escribo porque al narrar lo que hacemos ayudamos a que conozcan mejor nuestra profesión.
Escribo porque, si quien me lee algún día es paciente, entenderá mejor que está pasando, porqué está pasando y sin duda será mucho más empático conmigo, contigo…
Escribo porque fueron muchas las personas que me animaron a ello, quienes confiaron en mi y tras leerme perdieron parte del miedo que damos…
Escribo porque hay batallas, hay luchadores que merecen ser recordados, pacientes y compañeros lo dan todo y merece recordar…

No soy escritor, soy enfermero y escribo para que me, nos conozcan mejor.
Y sobre todo escribo porque no me da miedo el fracaso a no gustar. Entre el éxito y el fracaso me quedo con ser feliz.
¡Que tengamos ese Feliz Día!

3 comentarios
  1. Manuel
    Manuel Dice:

    Hay ” profesionales ” , del mundo periodístico y literario, que escriben absurdos sin contrastar, a veces muy dañinos, lo que tú haces amigo Alberto, a mi un humilde ciudadano , me gusta, además creo que ayudas a tu profesión, al margen de que ella esta para ayudar al mundo.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *