Una noche de desfase

en

Era domingo.

Era madrugada temprano y fue un accidente de tráfico, choque frontal fue el aviso.

Fiestas en varios pueblos cercanos y trasiego nocturno de jóvenes y no tan jóvenes.

Al salir de la base atravesamos la zona de botellón que por aquel entonces se hacía en una explanada del centro de salud…no digo nada…

Menos de 10 minutos y a lo lejos, en una recta larga se ven las luces de Intermitentes, varios coches parados.

Como de costumbre, brazos en alto nos indican que es allí. No hay presencia de Guardia Civil ni Policía.

Señalizamos, aseguramos la zona. Sacamos mochilas…

Son 6 chicos y chicas dando vueltas, saltando, bailando entorno a otro tumbado en decúbito lateral sobre el asfalto.

Al bajar de la ambulancia oímos música, uno de los coches implicados en el choque tenía maletero abierto y un equipo de altavoces de discoteca a todo lo que daba. Luces azules y rojas iluminan el interior; se apagan y encienden al ritmo machacón de música bakalaera.

Fue el médico el que, al acercarnos al chico, pidió a los amigos apagar aquel ruido ensordecedor, un “tú a lo tuyo” y media vuelta al botellón que habían montado en la cuneta.

Ha sido un choque lateral sin vuelco entre dos coches que iban en paralelo y a escasa velocidad, los chicos relatan su proeza..”Nos hemos conseguido pasar un cubata a través de la ventanilla con los dos coches en marcha”… La causa del accidente parecía clara.

Los 6 que bailaban negaban sufrir lesión alguna y renuncian a recibir asistencia alguna. “Os podéis ir por donde habéis venido”.

El chico de 20 años que al llegar estaba tumbado se ha levantado al vernos llegar para decirnos que no le pasa nada, que sólo le duele la rodilla y ha sido un matrimonio que ha parado los que han llamado, él no quiere que le atendamos y sólo necesita unas “caladas de un petardo, que es la mejor medicina”…

Todos presentan signos evidentes de consumo alcohólico y hacen ostentación de los porros de “marihuana de la buena”, ” esto es sano, lo dicen muchos médicos “…

Al final las dos chicas acceden a que le realicemos curas locales de pequeños cortes en manos y cara.

Llega Guardia Civil que se hace cargo.

Nos íbamos cuando vemos desplomarse a un chico.

Síncope y ahora las caras del resto dejan de ser de cachondeo, la valentía y la chulería dan paso a la preocupación y alguna lágrima.

Revisión rápida de trauma no muestra hallazgos significativos en el chaval.

Taquicardia, pupilas midríaticas, hipoglucemia, hipertenso…niegan consumo de cocaína, sólo los porros y algo de alcohol, “Bueno, él algo más, pero no ha bebido más de un litro de ron “, es una chica la que nos informa, la única algo más serena que relata una noche de excesos, competiciones de ver quien bebe más y más rápido sin vomitar. Cubatas de un trago, uno tras otro…

Saturación de oxígeno dentro de lo normal, pero el ECG muestra una alteración del ritmo cardíaco que hay que estudiar, esas extrasístoles no son normales ni buena señal en una persona tan joven.

Recupera consciencia, vomita y vomita sin parar…lágrimas provocadas por los vómitos y un “Por favor avisad a mi madre, me encuentro muy mal “…

Al final cuando ve las orejas al lobo, es a su madre, a quien con cara de angustia nos pide llamar, ya no son sus amigos en quien confía, en quien busca el apoyo.

La situación ha cambiado, ya todo son caras de preocupación y con mucha amabilidad se acercan a preguntar si se pondrá bien su amigo “¿No va a morir verdad?”…

Tratamiento de la intoxicación etílica y traslado al hospital para analítica y estudio de aquella arritmia.

Al salir el grupo, ya amaneciendo, permanece sentado en unos escalones, ya no hay música, ya no hay alcohol, ya no hay porros…ahora hay llanto en manada.

Plural: 4 Comentarios Añadir valoración

  1. Me encanta Alberto. Un saludo desde Almodovar

    1. AlbertoLS dice:

      Gracias amigo!
      Esta es la realidad que nos toca vivir.

  2. Silvia Perez dice:

    Triste realidad que se repite cada fin de semana. Ojalá se empezara a disfrutar de otra forma, y no siendo a base de beber y beber. Hay más alternativas y por supuesto, sin tocar la salud. Gracias Alberto.

    1. AlbertoLS dice:

      Así mismo es, ahora queda que el mensaje cale en jóvenes y adultos.
      Abrazo

Deja un comentario