Compartir:
Un buen sanitario (un buen profesional) ha de amar su trabajo por encima de tormentas y fatigas.
 
Un buen sanitario se debe al paciente, él es su razón de ser, él es su motivo y debe ser su motivación.
Un buen sanitario ha de huir de corporativismos mal entendidos.
Un buen sanitario ha de saber gestionar su propio sufrimiento, ese que se le quedó pegado al alma tras quitarse el uniforme. No es una máquina y ha de reconocer cuando necesita ayuda para gestionar sus propios fantasmas.
 
Un buen sanitario acude sin ser llamado.
Un buen sanitario ha de intentar ser un buen compañero de penas y sufrimiento ajeno.
 
Un buen sanitario debe de ser esto y mil cosas más, pero por encima de todo habrá de un buen HUMANO…
 
#FelizD
#AlbertoLS
Compartir:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *