Compartir:

Siego memoria, trillo recuerdos, te ofrezco harina en forma de reflexiones con la que alimentes camino. Luces que iluminen esta senda entre bambalinas que es la vida.

Escribo desde el corazón como siempre.

Escribo desde la rabia como a veces.

Mis sentimientos se empujan por salir. Y al coger el lápiz como a bocados pensamientos.

Vienen a mí memoria momentos que quedaron grabados, algunos a fuego, otros fijados con el pegamento de las risas y felicidad de momento dulce.

De todos, buenos y malos, sacaremos conclusiones, si nos lo proponemos sacaremos algo que usar.

Esas conclusiones de vida pasada digeridas y tamizadas son las que plasmo desde mi marco mental en humildes consejos dirigidos a mis hijos.

Conocimiento que viaja del pasado a presente con la esperanza de que lo usen en el futuro.

Nadie escarmienta en carne ajena, pero la carne de un padre siempre sentirá necesidad de transmitir sus creencias, que tiene como ciertas, a esa sangre de su carne.

Tengo por cierto que en mucho habré errado, no soy perfecto. Soy humano imperfecto y quizá esa imperfección forme parte de la visión vital que trato de transmitirles.

Procura no equivocarte y si lo haces procura aprender, pero siempre procura hacerlo con amor, con cariño, pon corazón en todo lo que hagas, ¡pon corazón!

Estas palabras ordenadas no persiguen brillo, no buscan reconocimiento ni alimentar ego propio, sólo legar ese tesoro de valor incalculable que todos posemos y todos podemos transmitir a nuestros hijos, la vida en palabras ordenadas…

No todo es simple.

No siempre ser reduccionista.

No seas de extremos maximalistas o minimalistas.

No todo lo harás bien, no todo mal lo harás…

Piensa, sonríe, disfruta, comparte, se humilde, ponle ganas, llora…

 

Y siempre añade movimiento a tu talento…

Y sobre todo humaniza tu trabajo, tu vida humaniza.

 

Usas estas luces entre tus bambalinas…

 

Compartir:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *